Advertisement

Perforación gastrointestinal

Información general

La perforación gastrointestinal (PG) ocurre cuando se forma un orificio que atraviesa todo el estómago, el intestino grueso o el intestino delgado. Puede ser provocada por diversas enfermedades, entre ellas apendicitis, diverticulitis o por un traumatismo causado por una cuchillada. También podría formarse una perforación en la vesícula biliar. Los contenidos de estos órganos podrían derramarse en la cavidad abdominal.

Al tener un agujero en el sistema gastrointestinal puede presentarse una peritonitis. La peritonitis es una inflamación de la membrana que recubre la cavidad abdominal. Puede ocurrir si bacterias, bilis o ácido estomacal ingresan en la cavidad abdominal.

La PG es un caso de emergencia médica que requiere atención médica inmediata. Esta afección pone en peligro la vida. Las probabilidades de recuperación mejoran con un diagnóstico y tratamiento precoces.

La afección también es llamada perforación intestinal o perforación de los intestinos.

Advertisement
Advertisement

Causas

Causas

La PG puede ser provocada por enfermedades tales como:

  • apendicitis (más común entre las personas de edad avanzada)
  • diverticulitis (una enfermedad del tracto digestivo)
  • úlcera
  • cálculos biliares o infección de la vesícula biliar
  • enfermedades inflamatorias de los intestinos tales como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerativa (menos común)
  • divertículo de Meckel inflamado (una anomalía congénita del intestino delgado que produce una protuberancia en el mismo)

La afección también puede ser provocada por lo siguiente:

  • traumatismo contuso en el estómago; un trauma contuso ocurre por una lesión, por ejemplo un accidente de automóvil o bicicleta (causa más común de PG entre los niños que entre adultos)
  • una cuchillada en el estómago
  • cirugía abdominal
  • tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y esteroides (más común entre las personas de edad avanzada)

Según onal Center for Biotechnology Information [Centro Nacional de Información Biotecnológica, NCBI], el riesgo de tener una PG aumenta cuando se usa el medicamento bevacizumab durante el tratamiento de cáncer. El riesgo varía según la dosis del fármaco y el tipo de tumor que se está tratando. (NCBI)

En raras ocasiones, la afección puede ocurrir por lesiones intestinales debidas a una endoscopia o colonoscopía.

Síntomas

Síntomas

Los síntomas de la PG pueden incluir los siguientes:

  • dolor estomacal intenso
  • escalofríos
  • fiebre
  • náuseas
  • vómitos

Cuando ocurre una peritonitis, el abdomen es muy sensible al tacto. El dolor a menudo empeora al tocar o palpar el área. El abdomen puede sobresalir más de lo normal y sentirse duro.

Además de los síntomas generales de una perforación, los síntomas de la peritonitis pueden incluir lo siguiente:

  • agotamiento
  • pasar menos orina y/o heces o gas
  • falta de aire
  • taquicardia
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Diagnóstico

Diagnóstico

Para diagnosticar la PG, el profesional de la salud probablemente hará lo siguiente:

  • hacer radiografías del tórax o del abdomen para verificar la presencia de aire en la cavidad abdominal
  • tomografía computarizada para ubicar el agujero
  • ordenar un recuento de glóbulos blancos (WBC) El resultado del WBC puede ser más alto que lo usual, lo que indica que hay una inflamación o infección

Tratamiento

null

En la mayoría de los casos, es necesario hacer una intervención quirúrgica para cerrar el agujero y tratar la afección. De acuerdo con Medscape (MS), los objetivos de la cirugía son los siguientes:

  • arreglar problemas anatómicos
  • tratar la causa de la peritonitis
  • eliminar de la cavidad abdominal todo material foráneo que pudiera causar problemas, como heces, bilis, comida, etc. (MS)

En raras ocasiones, si se ha cerrado el agujero, el profesional de la salud puede dejar de lado la cirugía y sólo recetar antibióticos.

A veces, se extrae un pedazo del intestino. De hacerse esto, se realiza una colostomía temporal para permitir que las heces drenen o se evacuen en una bolsa que se conecta a la pared abdominal.

Advertisement
Advertisement

Pronóstico

Pronóstico

El éxito de la cirugía depende del tamaño de la perforación u orificio y del tiempo transcurrido antes del tratamiento. Las probabilidades de recuperación mejoran con un diagnóstico y tratamiento precoces. Los factores que pueden dificultar el tratamiento incluyen los siguientes:

  • edad avanzada
  • presencia de una enfermedad intestinal
  • complicaciones hemorrágicas
  • desnutrición
  • la índole de la causa original de la afección
Advertisement

Complicaciones

Complicaciones

Las complicaciones asociadas con la PG incluyen las siguientes:

  • hemorragia
  • septicemia (infección bacteriana que pone en peligro la vida)
  • abscesos en el vientre
  • infección de la herida

En algunos casos podría fracasar la sanación de la herida (la herida es perturbada y se impide la sanación). Los factores que aumentan este riesgo incluyen los siguientes:

  • desnutrición (dieta inadecuada)
  • septicemia
  • uremia (enfermedad provocada por una insuficiencia renal)
  • obesidad
  • hematoma (sangre que se acumula afuera de los vasos sanguíneos)
  • diabetes de tipo II
  • terapia (fármaco utilizado para tratar un trastorno sanguíneo raro)
  • terapia con corticosteroides o esteroides (medicamentos antiinflamatorios que deprimen el sistema inmunitario y pueden encubrir una infección continua, demorando el diagnóstico)
Advertisement
Advertisement

Prevención

Prevención

Hay muchas causas para tener una PG. Podría ser útil entender toda enfermedad gastrointestinal subyacente que se pudiera tener y que pudiera incrementar el riesgo de tener una perforación. Todo cambio significativo en su estado básico, especialmente si tiene dolor abdominal y fiebre, debe resolverse con prontitud.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement